Agente inmobiliaria consigue vender una casa con sexo