Una curiosa prueba la polla de Jordi en una discoteca